jueves, 9 de marzo de 2017

Reflexiones


Aprovechando el comienzo de año, es el momento de hacer reflexión sobre la evolución del desempleo durante el año 2016. A primera vista parece que no ha sido un mal año, en datos absolutos estamos mejor que hace doce meses. El problema viene al analizar la situación de la que partíamos y en la que estábamos, es decir, cuando uno parte de una de las peores situaciones de la historia lo difícil sería no mejorar; no obstante, hemos visto algunos ejemplos en los que lo imposible se hace posible. Por si alguien quiere ver uno de esos ejemplos, solo tiene que revisar las cifras de afiliación a la seguridad social de la provincia de Ourense.

Por otro lado, dentro de mi reflexión "findeañera", parece claro que las instituciones están intentando impulsar nuestra economía. La Diputación Provincial impulsando el termalismo e intentado convertir a Ourense en un polo TIC, el ayuntamiento dando una vuelta al transporte metropolitano y la Xunta de Galicia ofreciendo suelo industrial a precio low-cost.


Realmente ¿nadie se da cuenta que cada uno tira para un lado? Queremos ser un referente TIC, sinceramente creo que es una brillante idea, y ¿cuál sería el mejor sitio para instalar esas nuevas compañías? Claramente la Tecnópole, entonces ¿ porque está el Parque Tecnológico vacío? Seguro que por el precio del terreno no es, entonces ¿porque será? Quizás ¿por la dificultad que supone llegar allí? Si contestamos cada pregunta por separado tiene una respuesta y un plan, pero al reflexionar en colectivo vemos que realmente no hay un plan general y coordinado, semeja que cada institución planifica e implanta políticas sin mirar a su alrededor, lo que supone, en mi humilde opinión, un desperdicio de recursos y capacidades. Sinceramente, con lo difícil que es conseguir algo para nuestra provincia no lo estropeemos por crear pequeños "Reinos de Taifa" y no ser capaz de admitir que la unión hace la fuerza.